Blog

Microbiota Intestinal, ¿Nueva Diana en la Enfermedad Celíaca?

Publicado el 10 julio, 2013 | Por : | Categorías : Blog | Comentarios desactivados en Microbiota Intestinal, ¿Nueva Diana en la Enfermedad Celíaca?

 

Nuestro colaborador David Manrique (@manriquedvd) y María Eugenia González (@eunutricion) nos hablan de la relación entre la microbiota intestinal y la enfermedad celíaca. Esperamos que os resulte de interés!

Léelo a continuación o descárgalo en PDF

 
 

Actualmente el único tratamiento posible de la enfermedad celíaca sigue siendo la dieta sin gluten. Por otro lado, mucho se ha investigado sobre posibles estrategias encaminadas a la prevención de la esta enfermedad (edad de introducción del gluten en la dieta, lactancia materna, etc.) pero los resultados no son concluyentes.

La dieta sin gluten no es un tema sencillo porque forma parte de la composición de muchos alimentos elaborados, a lo que tenemos que sumar las dificultades para evitar la contaminación cruzada. Esto hace que en muchas ocasiones sea difícil llevar una dieta estricta sin gluten, siendo frecuentes las exposiciones no voluntarias que constituyen transgresiones de la dieta.

Teniendo en cuenta estos factores, es necesario seguir investigando en la búsqueda de nuevas dianas tanto en prevención como tratamiento, así como en el diagnostico y su seguimiento. Y dentro de estos nuevos posibles enfoques podría estar la intervención sobre la microbiota intestinal.

Microbiota intestinal y enfermedad celiaca

En los últimos años se ha avanzado enormemente en el conocimiento de la microbiota intestinal, sus funciones y las consecuencias de su desequilibrio para la salud. Cada vez se tiene más clara la asociación entre una microbiota pobre y poco diversa con el aumento del riesgo de patologías relacionadas con desórdenes del sistema inmunitario, como las enfermedades autoinmunes y las alergias.

En este sentido, el conocimiento e intervención sobre la microbiota intestinal parece prometedor para la enfermedad celíaca, que combina una base inmunitaria y una localización fundamentalmente intestinal.

La presencia de una bacteria en la parte alta del intestino delgado de niños con enfermedad celíaca que no aparecía en individuos sanos, planteó por primera vez el posible papel de las bacterias en la patogénesis de la enfermedad celíaca. También se ha descrito la existencia de diferencias cuantitativas y cualitativas en la composición de la microbiota fecal y duodenal entre niños con enfermedad celíaca e individuos sanos. Por otro lado, algunos estudios han descrito que el tratamiento de la enfermedad celíaca mediante la retirada del gluten de la dieta, ocasiona cambios en la composición de la microbiota del intestino delgado de las personas adultas tratadas.

Se ha descrito que personas con enfermedad inflamatoria intestinal presentan un desequilibrio entre la proporción de bacterias potencialmente protectoras (como por ejemplo Bifidobacterium y Lactobacillus) y bacterias potencialmente dañinas (por ejemplo las enterobacterias). Este desequilibrio en la microbiota intestinal también ha sido observado en pacientes con enfermedad celíaca.

El análisis de muestras fecales mediante técnicas moleculares ha establecido diferencias en la composición de la microbiota fecal entre niños con enfermedad celíaca y niños sanos. Entre otras diferencias, en los individuos sanos aparecían en mayor proporción microorganismos pertenecientes al género Bifidobacterium. Este género bacteriano es generalmente considerado como beneficioso y frecuentemente empleado como probiótico, y parece ser significativamente menos abundante en niños con enfermedad celíaca no tratados.

Además, algunos trabajos han resaltado la influencia de la dieta en la composición de la microbiota, observándose que el mantenimiento de una dieta libre de gluten tiene una gran influencia sobre la microbiota del intestino delgado.

Probióticos y enfermedad celíaca.

Algunos autores inciden en la importancia de favorecer la instauración de una microbiota intestinal normal, con predominio de lactobacilos y bifidobacterias. En cuyo caso, se plantea la posibilidad de utilizar estrategias de intervención nutricional con probióticos y/o prebióticos, por su potencial para restaurar el balance microbiano del intestino. El objetivo sería modificar favorablemente la composición de la microbiota intestinal, reduciendo la concentración de algunas bacterias con mayor poder patogénico e inflamatorio detectadas en personas con enfermedad celíaca.

Se han estudiado diferentes probióticos para favorecer la recuperación de la mucosa intestinal en personas con enfermedad celíaca. Estos probióticos podrían ser de utilidad como coadyuvantes de la dieta sin gluten. Ya se han llevado a cabo ensayos específicos, incluso está disponible en el mercado un suplemento nutricional probiótico encaminado a este fin.

Evidentemente hacen falta más investigaciones, pero los grandes avances que se están produciendo en el conocimiento de la microbiota pueden abrir la puerta al uso de probióticos específicos en situaciones concretas, entre ellas la enfermedad celíaca, siendo probablemente necesario un abordaje más cercano a la “medicina personalizada” que al “café para todos”.

La búsqueda continua….. 

 

 

Fuentes y más información:

Borruel N, Carol M, Casellas F, Antolín M, de Lara F, Espín E, Naval J, Guarner F, Malagelada JR. Increased mucosal tumour necrosis factor alpha production in Crohn’s disease can be downregulated ex vivo by probiotic bacteria. Gut. 2002 Nov;51(5):659-64.

Collado MC, Calabuig M, Sanz Y. Differences between the fecal microbiota of celiac infants and healthy controls. Curr Issues Intest Microbiol 2007; 8: 9-14.

Delneste Y, Donnet-Hughes A, Schiffrin EJ. Functional foods: mechanisms of action on immunocompetent cells. Nutr Rev 1998; 56(1): 93S-8S.

Laparra JM, Sanz Y. (2010). Bifidobacteria inhibit the inflammatory response induced by gliadins in intestinal epithelial cells via modifications of toxic peptide generation during digestion. Journal of Cell Biochemistry 109: 801-807

Laparra JM, Olivares M, Gallina O, Sanz Y. (2012). Bifidobacterium longum CECT7347 modulates immune responses in a gliadin-induced enteropathy animal model. PLoS ONE 7: e30744

Nadal I, Donant E, Ribes-Koninckx C, Calabuig M, Sanz Y. Imbalance in the composition of the duodenal microbiota of children with coeliac disease. J Med Microbiol 2007; 56: 1669-74.

Tjellstrom B, Stenhammar L, Hogberg L, Falth-Magnusson K, Magnusson KE, Midtvedt T et al . Gut microflora associated characteristics in first-degree relatives of children with celiac disease. Scand J Gastroenterol 2007; 42: 1204-8.

WGO Practice Guideline – Probiotics and Prebiotics: http://www.worldgastroenterology.org/probiotics-prebiotics.html

Revista Yogur Vivo. http://www.nusa.es/revistas-profesionales/yogur-vivo/

Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos: http://www.sepyp.es

Libro “Tendencias en Alimentación funcional”. 2005: http://www.institutodanone.es/cas/publicaciones4.htm

 

 

Descarga el artículo en PDF

Saludos!

 
 

Comments are closed.